Graduación 2018. Lección magistral de Efrén Cuevas: “Del geranio a la fotosíntesis o cómo imagino a los graduados en Comunicación”

El pasado sábado tuvo lugar la Graduación de la LVII Promoción de fcomunav y este año correspondió al profesor de C. Audiovisual Efrén Cuevas pronunciar la lección magistral, el discurso que cada año pronuncia un profesor en representación de sus colegas. Fue una “lección” un tanto heterodoxa, pues no habló de cine, sino de plantas y mareas… La compartimos aquí para los que no pudieron asistir al acto. La ha titulado así para este blog: “Del geranio a la fotosíntesis o cómo imagino a los graduados en Comunicación”. La acompaña además con las fotos que la inspiraron, que por el formato del acto, no encajaban el sábado en el Baluarte:

Ilustrísima Decana, queridos colegas del Claustro de profesores, queridos alumnos, queridas familias. Con agradecimiento asumo hoy el honor de representar a mis colegas en el acto de graduación de la quincuagésimo séptima Promoción de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra.

Se supone que debo pronunciar una lección magistral que trate sobre un tema de mi especialización, como por ejemplo las migraciones del archivo en el cine documental o el realismo y la representación en los medios audiovisuales. He optado sin embargo, por una apuesta más heterodoxa. Les querría hablar hoy de plantas y mareas. No se preocupen, no me he confundido de Facultad.

Mamá en jardinera casaTodo empezó hace años, cuando en una jornada de puertas abiertas, tenía que hablar a las familias allí presentes. Pensando qué contarles, pergeñé entonces mi teoría del geranio, claramente influenciado por la afición de mi madre por las plantas. Es una teoría realmente arriesgada en este contexto, pero creo que merece la pena resumirla aquí. Les decía a las familias que esta Facultad es buena porque sabe sacar lo mejor del talento medio, que traducido en términos botánicos, se puede identificar con los geranios. O con las petunias, para que haya plantas para ellos y para ellas. En ambos casos, plantas normales, que abundan en nuestras casas y jardines. No niego que a la Facultad nos lleguen también plantas más exóticas, orquídeas, nenúfares o narcisos. Y si nos fijamos en los trajes, vestidos y peinados que llevan hoy, todos apostaríamos a que estamos ante auténticos nenúfares y orquídeas. Pero la realidad es que el lunes se volverán a parecer más bien a nuestros queridos geranios. Pero esto no es un demérito. Todo lo contrario. Al menos a mí me encantan los geranios. Son plantas recias, que se adaptan muy bien a las diferentes climatologías y que nos alegran todo el año con sus flores de colores vivos. Eso sí, requieren de nuestros cuidados si las queremos fuertes y floridas. Y en eso en esta Facultad somos buenos, en cuidar a nuestros geranios. Regarlos, abonarlos, podarlos… (ese suspenso que duele, pero que ayudó a erradicar la chapuza de nuestros hábitos). En resumen –y perdonen si a alguien le suena cursi- el truco está en quererles, para que den lo mejor de sí mismos y salgan preparados para aportar valor a esta sociedad que les espera en pocas semanas.

Y aquí entra mi segunda teoría, variación de la anterior, que hoy presento en sociedad, y que se podría denominar la “teoría fotosintética de la comunicación”. Se habla mucho de ecología en nuestros días, y con razón. Nos preocupa el cambio climático, causado, según dicen los expertos, por la creciente presencia de gases invernadero en nuestro hábitat. Demasiado dióxido de carbono en nuestra atmósfera, producido por intereses mercantilistas, cortoplacistas, que buscan rentabilidad, sin preocuparse por la sociedad y su futuro. Para contrarrestarlo, necesitamos oxígeno, aire limpio. Y eso es lo que producen las plantas, a través de la conocida fotosíntesis: cogen el dióxido de carbono y lo transforman en oxígeno.

Seguro, queridos graduados, que no os resulta difícil situaros en esta metáfora. Se puede hablar y se habla de ecología en un sentido amplio, una ecología integral, como la que plantea el Papa Francisco en su última encíclica Laudatio Si. En ese documento nos alerta precisamente –y le cito– de “las dinámicas de los medios del mundo digital que, cuando se convierten en omnipresentes, no favorecen el desarrollo de una capacidad de vivir sabiamente”, pues, continúa el Papa, “la verdadera sabiduría (…) no se consigue con una mera acumulación de datos que termina saturando y obnubilando, en una especie de contaminación mental”.

Ante este panorama, el Papa Francisco nos pide “un esfuerzo para que esos medios se traduzcan en un nuevo desarrollo cultural de la humanidad”. Lo que traducido a nuestra metáfora botánica, nos remite a la importancia de los procesos de fotosíntesis, que eliminen el dióxido de carbono que nos ahoga, física, social y culturalmente. Y ahí entráis vosotros, queridos geranios, queridas petunias. El contexto es el que es. Con sus retos, que despiertan nuestra creatividad y entusiasmo. Pero también con sus esclavitudes, que con frecuencia someten nuestro trabajo a la dictadura del mercado, con sus índices de audiencia y cuotas de pantalla, sus “impactos”, visitas, GRPs y ROIs. Lógicamente es deseable y necesario llegar a las audiencias y a los lectores. Pero si convertís eso en el fin, estáis en camino de perder el norte y empezar a contaminar, a producir CO2. La venta, el impacto, el éxito comercial no pueden ser el motor principal de vuestro trabajo. No podéis vender vuestro talento y esfuerzo a la lógica mercantilista, convertiros en esclavos de un sistema puramente economicista. Os necesitamos libres, afanosos buscadores de la verdad, defensores de la dignidad de toda persona, desde el niño que está en el vientre materno hasta el refugiado que se escapa de la guerra, el inmigrante que huye de la pobreza, o el enfermo terminal que está pidiendo cariño y cuidado, esos cuidados paliativos a la altura de su dignidad. Necesitamos que nunca olvidéis que vuestras profesiones son sobre todo servicio, a las personas y a la sociedad, no escalera para trepar y brillar. Necesitamos que mandéis oxígeno, cada uno desde su sitio. Los periodistas, con vuestro periodismo de calidad, que sabe poner la búsqueda de la verdad por encima de los propios prejuicios ideológicos. Los publicistas, creando campañas que persuadan sin engañar. Los “comunicadores audiovisuales”, dando forma a historias que nos enseñen a vivir, con documentales que dejen huella, con ficciones que ensanchen nuestros horizontes, con programas de entretenimiento de calidad.

Suena bonito, lo sé, y podéis pensar que demasiado idealista, preocupados como estáis por conseguir vuestro primer trabajo y por el sueldo que os pagarán… Pero no habéis venido a fcom para tareas sencillas ni atajos fáciles. Os apasiona la comunicación y sois conscientes de que os esperan muchos retos. Solo os pido, os ruego, que las dificultades nos os conviertan en unos resignados, o peor, en unos cínicos, porque en ese momento dejaréis de proporcionarnos el oxígeno que necesitamos y comenzaréis a producir también vosotros gases invernadero. Y recurro aquí como apoyo a otra metáfora botánica, de la mano del profesor Llano, rector de esta Universidad en los años noventa. A la hora de pensar en sus alumnos, Llano señala cuatro rasgos que el escritor Giorgio Bassani emplea para describir los árboles del jardín de los Finzi Contini: grandes, quietos, fuertes, pensativos. Y los explica así: “Claro está que no los sueño de gran tamaño ni inmóviles, sino con un alma grande y generosa, fieles a sus compromisos personales y a sus convicciones éticas”.

¿No estará el listón demasiado alto?, pensarán algunos. Espero que no. Porque un geranio, una petunia, una orquídea, dejarían de ser lo que son sin esa labor escondida de fotosíntesis, de transformación de nuestra atmósfera en un lugar respirable.

Pero es que hay algo más. Y muy importante. Nuestras plantas no solo nos aportan oxígeno respirable, nos aportan belleza. Me fascina que plantas tan humildes como el geranio o la petunia den flor todo el año o buena parte de él, si se las cuida bien. Les puedo asegurar que las ventanas de la casa de mi madre (en un sexto piso) alegran un vecindario lleno de ventanas tristes sin plantas o, peor todavía, con cactus que no hace falta cuidar, pero que al menos a mí tienden a deprimirme…

Flores desde la calle 1, mejorada 3.jpg

Hablábamos de la verdad y el bien y ahora hablamos de la belleza. Y es que como dice el profesor García-Noblejas, y le cito, “tiende a considerarse como lo más artístico y creativo el uso instrumental (…) de las imágenes y los sonidos, relegando lo que con ellos vemos y oímos en términos de bondad. Pero sin la simultánea comparecencia de ambas categorías, no cabe hablar de admiración artística, aquella que nos hace aparecer como nuevo lo que ya creíamos plenamente sabido”. Hay sin duda una conexión un tanto inefable entre lo bueno y lo bello. Por eso necesitamos, queridos graduados, que iluminéis nuestros jardines con esas flores de color intenso que aguantan los días nublados y grises, y nos ayudan a mirar el mundo de otra manera, con esperanza. Y no me refiero solo a los graduados en Comunicación Audiovisual, y en su trabajo para conseguir una buena fotografía o una dirección artística bonita… Hay una belleza más importante, la que reside en las historias que contáis cuando son verdaderas, que efectivamente va intrínsecamente unida a esa otra belleza material, formal, para configurar un todo armonioso, esa película o esa serie que deja huella porque tiene algo más… Pero también ese anuncio o esa campaña. Que no deja de ser otra forma de contar historias. Y también ese reportaje periodístico, o esa cobertura hecha desde ese difícil equilibrio entre la inmediatez y el cuidado de los detalles, que consigue desprender un algo luminoso a partir de las historias más cotidianas. Al final se trata de poner humanidad; en definitiva, sí, otra vez, de saber querer: a los protagonistas de nuestras historias y al público al que nos dirigimos.

Querría abordar la última parte de mi intervención dando un salto desde la botánica a la oceanografía, para hablar de mareas, esta vez de la mano de otro maestro, Paco Sánchez. Paco no estuvo muchos años en fcom, pues se trasladó a finales de los 90 a su Galicia natal, pero dejó una huella honda en quienes fuimos sus alumnos. Muestra clara de esa huella se puede percibir en quien fue su discípulo y ahora es vuestro maestro, el profesor Fernando López Pan. Y aquí permítanme una digresión necesaria, porque como muchos saben Fernando se encuentra estos días gravemente enfermo. Por eso querría pedirles desde aquí, saltándome el argumentario de mi discurso, que se uniesen a nuestra oración por él. Desde la fe sabemos que estamos en las mejores manos, en las manos de nuestro Padre Dios. Pero también desde la fe sabemos que podemos reclamar a Dios que nos deje a Fernando más tiempo con nosotros, como un niño pequeño le pide a su padre, sin cejar en su petición. Y vuelvo a Paco Sánchez. En sus tiempos en fcom empezó a escribir una columna, que todavía sigue publicando, en la revista Nuestro tiempo. Una de aquellas columnas la dedicó a los graduados que terminaban sus estudios y –les revelo aquí un pequeño secreto- a mí me  gustó tanto que desde entonces se la doy a los alumnos que vienen a despedirse. Se titula “Baja la marea” y se la quiero leer ligeramente acortada, en los próximos dos minutos, para concluir mi intervención:

“Escribo en junio y está bajando la marea. En junio las aguas se retiran y te dejan solo en la playa manchada de exámenes, reflejo más o menos infiel de lo que has conseguido enseñar (…).

Me gustaría saber por qué me paso tantos meses esperando, como un bobo, que llegue junio si sé de antemano que habrá marea baja y se los llevará justo cuando ya he aprendido a quererlos bien, a quererlos por separado, con sus grandezas y sus rarezas. Pero se van y te dejan solo sus exámenes, como un mal recuerdo, como una venganza que explica en qué estaban pensando aquel día, durante aquella clase que, supuestamente, había salido tan bien.

Pero eso da igual. Da igual incluso que digan en sus ensayos exactamente lo contrario de lo que piensas y que, encima, te lo atribuyan. Da igual. Ni siquiera ese es el problema. El problema es qué será de ellos. Andan ahora tan llenos de ilusiones y de luces en los ojos, tan contentos, tan soñadores, con tantos proyectos que temes un apagón y te preguntas, ¿serán capaces de seguir soñando siempre grandes sueños? ¿Se volverán unos listillos, unos trepas, unos brutos? ¿Qué será de ellos? ¿Dónde les dejará la marea?

En septiembre vendrán otros y se repetirá el ciclo del profesor (…). Las dos primeras semanas los nuevos parecerán sosos, torpes (…) solo porque no son los anteriores. (…) Y en enero o en febrero, cuando empiecen a agobiarme, volveré a esperar otro junio que llegará inexorablemente, como una marea, para llevarse también a estos y dejar la duda sobre su destino plantada en medio del campus.

Cuando llega junio y baja la marea, toca rezar para pedirle a Dios siempre lo mismo: que los cuide y les conceda seguir soñando siempre sueños grandes y bonitos”.

Muchas gracias

Anuncios

Profesionales invitados en 2017

Con un poco de retraso…, somos conscientes, publicamos un documento que solemos elaborar cada año con los profesionales del cine y la televisión que han venido a la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra en 2017, tanto al Grado de Comunicación Audiovisual como al Master en Guion. Algunos vienen para colaboraciónes docentes ya habituales, otros para presentar su obra. Gracias a ellos, fcomunav sigue siendo un lugar en el que la conversación con los creadores en los diversos ámbitos del audiovisual forma parte imprescindible del aprendizaje.

Para acceder al dossier, pincha en la imagen o en el siguiente enlace: dossier-invitados-fcom-2017 final.

Portada PROFESIONALES INVITADOS jpeg

 

O futebol: encuentro con sus autores, Sergio Oksman y Carlos Muguiro

20180215-BDF_EDIT-5013El jueves 15 tuvimos otra sesión especial de cine organizada por la Facultad de Comunicación y el Museo Universidad de Navarra. En su espectacular teatro/auditorio se proyectó la película O Futebol y a continuación tuvo lugar un encuentro con sus autores, Sergio Oksman y Carlos Muguiro.Sergio reencuadrado

O futebol se estrenó en la sección oficial del prestigio Festival de cine de Locarno hace dos años, tras lo que tuvo un excelente recorrido en festivales y una recepción crítica muy elogiosa en su estreno en salas. Sus autores, Sergio Oksman y Carlos Muguiro, llevan trabajando en proyectos conjuntos desde hace casi dos décadas y su anterior trabajo, A Story for the Modlins, tuvo también un excelente recorrido, incluyendo un premio Goya en su año.

La ocasión tenía además un sabor especial para los asistentes, en su mayoría alumnos de Comunicación Audiovisual, pues Carlos Muguiro es profesor de la Facultad, por lo que suponía una oportunidad única de ver y escuchar la obra creativa de uno de sus profesores.

En el coloquio, moderado por el profesor Efrén Cuevas, Oksman y Muguiro fueron desglosando la historia del proyecto, desde su génesis como historia sobre unos archivos familiares, hasta la transformación en lo que fue la película final, la historia de un reencuentro entre el cineasta y su padre. También ahondaron en los entresijos de la construcción del documental, de la preparación del proyecto a su posproducción. Destacaron, por ejemplo, lo “malos” guionistas que fueron, cuando intentaron planificar cómo se desarrollaría ese rodaje en el que Sergio y su padre iban a seguir juntos el Mundial de Brasil, para luego encontrarse con los giros inesperados que deparó el propio rodaje.

20180215-BDF_EDIT-4978

La película se puede ver en Filmin y el trailer en este enlace.

Coloquio con el cineasta David Arratibel (Converso)

El pasado 31 de enero tuvo lugar una sesión especial de cine organizada por el Museo Universidad de Navarra y la Facultad de Comunicación: se proyectó la película Converso, seguida de un coloquio con su director, David Arratibel, y una de las principales protagonistas, su hermana María, moderado por el profesor Efrén Cuevas.

20180131-BDF_EDIT-1973-2

Converso se ha convertido en uno de los documentales más reconocidos del año pasado. Premiado por festivales como Punto de Vista, Alcances o Málaga, fue estrenada en 40 ciudades en el otoño y ha sido recientemente seleccionada por el Instituto Cervantés para su programación en diversos centros de todo el mundo.

La idea surge cuando el cinesta, agnóstico, se enfrenta a una cascada de conversiones o vueltas a la fe en su familia: su hermana María y su marido, su madre y finalmente su otra hermana. Perplejo ante esta situación, decide hacer una película para intentar descifrar el porqué de esas conversiones, que se termina transformando en una indagación sobre las distancias creadas en la familia por ese proceso. Así lo explicaba Arrratibe en el coloquio posterior con el númeroso público que asistió a la sesión. Su hermana María fue completando la presentación del director, aportando su experiencia personal en este largo proceso así como detalles en ocasiones graciosos (como la aclaración de que el vestido que llevaba en la escena de la cocina no era un camisón).

Arratibel desglosó de un modo cercano y claro el proceso de creación de la película, que se prolongó durante cuatro años. Compartió sus dudas, habló de su largo proceso de montaje y de su sorpresa posterior al ver la buena recepción de una película que nunca pensó que pasaría del circuito de festivales y llegaría a las salas, con una buena acogida en públicos de sensibilidades muy diferentes.

Fotografías. Mariaje Ruiz

20180131-BDF_EDIT-2110-3

Encuentro con Andrés Di Tella

El viernes 29 de septiembre se celebró en el Museo de la Universidad de Navarra, en colaboración con la Facultad de comunicación, un encuentro con el conocido director de cine documental, Andrés Di Tella. El cineasta impartió una charla sobre su trabajo creativo y a continuación se proyectó en el Teatro su documental más reciente, 327 Cuadernos, tras lo que tuvo lugar un coloquio.

Andres_DiTella

Presentado por el profesor Efrén Cuevas, Di Tella ofreció su perspectiva personal sobre la labor del cineasta y subrayó la importancia del diálogo con las demás artes, calificando al documental comocategoría potente en cuanto a producción artística contemporánea“. Puso en relación documental y ficción, afirmando que ésta “se escribe antes del rodaje y el documental se escribe después. El verdadero trabajo está en la edición, en entender lo que uno ha hecho”. Asímismo, sobre el trabajo del documentalista, destacó que tiene que “ser fiel a lo que observa. La realidad tiene que sorprender, si no sorprende, no has visto nada”.

Su último trabajo, 327 Cuadernos, versa sobre los diarios del escritor argentino, Ricardo Piglia. Para Di Tella, los diarios se pueden entender como descartes de la literatura del escritor, y esos descartes son completados en la película con analogías visuales gracias a dos tipos de archivo que usa en este filme: películas familiares anónimas y fragmetnos antiguos de noticieros. De este modo, la película se presenta como un conjunto de capas de archivo usadas de modo metáforico.

Tras la proyección hubo un tiempo para preguntas en una conversación cercana con el director, que estuvo encantado de contar, de manera más personal, los entresijos de la película.

 

El Festival de cine de San Sebastián estrena siete filmes escritos y/o dirigidos por antiguos alumnos de fcomunav

La presente edición del Festival de cine de San Sebastián cuenta con una importante presencia de películas dirigidas y/o escritas por antiguos alumnos de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra.

1462440792787

En la sección oficial se presenta el thriller Que Dios nos perdone, coescrito por Isabel Peña. En Zinemira hay otras cinco películas firmadas por antiguos alumnos. Un equipo formado por tres antiguos alumnos –Aitor Aspe en la dirección, Aner Etxebarría en el guion y Katixa de Silva en la producción- presenta Baskavígin. La matanza de los balleneros vascos. Maider Oleaga, por su parte, escribe y dirige Berlin. Iragan gunea Berlin. David Aguilar es el guionista y director de Mara, Mara. Y Mikel Rueda estrena un documental, Nueva York. Quinta Planta, y un cortometraje, Caminan. Y en la sección Zabaltegi-Tabakalera, Koldo Almandoz presenta su película Sipo Phantasma. El mismo cineasta también participa en la película colectiva Kalebegiak, que se proyectará en el Velódromo.

Además se han presentado las primeras imágenes de la última pelicula de Fernando González Molina, El Guardián Invisible, que llegará a los cines en marzo de 2017.

Actualizamos esta entrada tras terminar el Festival, pues dos de las películas han sido premiadas:

  • Premio del Jurado a mejor guion a Que Dios nos perdone, co-escrita por Isabel Peña.
  • Premio al mejor guion vasco a Nueva York. Quinta Planta, de Mikel Rueda.

 

Congreso internacional sobre cine documental en fcom

La semana pasada, del 20 al 22 de junio, tuvo lugar una nueva edición del congreso de la Facultad de Comunicación CICOM, que trato sobre tiempo y memoria en el cine documental. El congreso reunió a investigadores de once países: EEUU, Canadá, Gran Bretaña, España, Austria, Rumanía, Italia, Holanda, Israel, Chile y Australia. Durante tres días se debatió sobre la representación cinematográfica en relación con dos dimensiones que despiertan en la actualidad un gran interés académico: la dimensión temporal y la mnemónica. La organización del congreso corrió a cargo del proyecto de investigación TiMeDoc.

Foto grupo Timedoc 2016 cuadrada

El congreso contó con cuatro conferencias plenarias, impartidas por expertos de reconocido prestigio en el ámbito internacional y español. Los ponentes estadounidenses –Phil Rosen (Brown University) y Jane Gaines (Columbia University) – se centraron en cuestiones relacionadas con la temporalidad y la historia en el cine documental. Los ponentes españoles –los catedráticos Josep María Catalá (Universitat Autónoma de Barcelona) y Vicente Sánchez-Biosca (Universidad de Valencia)– se centraron más en cuestiones relacionadas con la memoria, tanto desde una perspectiva teórica como del uso del archivo y la migración de las imágenes.

Se puede consultar el programa y los resúmenes de ponencias y comunicaciones en la página web del congreso.

Creatividad y glamour en los XXI Premios Kino

kino-winners

Ayer, miércoles 27 de abril de 2016, los Premios Kino volvieron a hacer historia: por primera vez la ceremonia de entrega de premios  se celebró en el Museo de la Universidad de Navarra. La gala estuvo precedida por la Muestra Lumière, en la que se proyectaron los seis Trabajos de Fin de Grado de los alumnos de 4º de Comunicación Audiovisual.

Después de un breve receso para recoger la votación de la audiencia —para el Premio del Público—, los presentadores Pepe Cantó y Marta Díaz dieron paso a la entrega de premios, interrumpida por vídeos y sketches humorísticos que habían preparado los alumnos, eso sí, con gran participación de varios profesores e incluso la Decana, Mónica Herrero. Quienes ocuparon un lugar central, sin duda, fueron Álvaro Bonet y Javier Callejón, como, por ejemplo, en este número musical con el que introdujeron el premio a Mejor Edición:

La XXI Edición de los Premios Kino también fue histórica porque, por primera vez, se presentó un proyecto de programa de entretenimiento televisivo —El Vigía—, además de los habituales cortos documentales y de ficción. El programa, además, acabó siendo el favorito del público. Así quedó el palmarés de la noche:

Mejor Trabajo de Fin de Grado: White Punk (documental)

Mejor Dirección: Mar González-Ruiz de Larramendi, por Bestealdetik 

Mejor Guión: Patricia Aranguren, Paloma López-Bleda y María José Rosales por White Punk (documental)

Mejor Dirección Artística: Maria Elena Quiñonero, por Bestealdetik

Mejor Fotografía: Asier Areizaga, por Bestealdetik

Mejor Sonido: Pepe Cantó, por Bestealdetik

Mejor Edición: Christian Adriaensen, por El Vigía (programa de entretenimiento)

Mejor Interpretación: Txema Blasco, por Bestealdetik

Premio del Público: El Vigía (programa de entretenimiento)

La ceremonia finalizó con la gran foto de familia de los ganadores (arriba), y por supuesto, de toda la promoción de Comunicación Audiovisual 2016:

kino-everyone

 

Premios Kino a la vista: fecha y jurado

n3903Ya se van concretando los detalles de la próxima Gala Lumiere (estreno de los Proyectos de fin de Grado de 4º Audiovisual) y los Premios Kino. Será el 27 de abril y se celebrará por primera vez en el Teatro-Auditorio del Museo Universidad de Navarra, con capacidad para más de 700 personas.
Los Premios serán decididos por un Jurado de cinco profesionales (que también son antiguos alumnos):
Rodrigo Sopeña, guionista y director de cine (La habitación de Fermat) y televisión (Me resbala, Nada por aquí, La hora de José Mota).
Isabel Peña, guionista de televisión y cine (Stockholm)
Gonzalo de Pedro, director artístico del Festival Márgenes y miembro del comité de selección del Festival de cine de Locarno.
Carlos Marañon, director de la revista Cinemanía.
Alejandro Pardo, experto en producción cinematográfica y profesor de fcom durante más de dos décadas.
Este año se presentan seis proyectos: tres cortos de ficción (Herencia, Amets y El carpintero), dos cortos documentales (Alexander y White Punk) y un programa televisivo de entretenimiento (El vigía).

DOCUNAV 2016: Muestra de cortos documentales de 3º Av

Ayer tuvo lugar una nueva edición de DOCUNAV, la Muestra de cortos documentales realizados por los alumnos de 3º de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra. Este año lo celebrábamos en una nueva sede, el renovado salón de actos del Colegio Mayor Belagua, que resultó el lugar perfecto para la gala.

Foto grupo Docunav 2016 recortada.JPGEn la Muestra se proyectaron los nueve cortometrajes realizados por los alumnos de 3º: Sumersion, Vals perenne, En continuo diálogo, El rey, Hilos de sangre, Goiskua, Reminiscencia, Sterian y El plan B. Este año predominó un tono más intimista, con una fuerte presencia de la memoria, que nos llevaba a la infancia con Vals perenne, al caserío familiar ya vacío con Goiskua, a los tiempos dramático de la Guerra Civil en Reminiscencia, a la vieja fábrica familiar en Sumersión o a ese tiempo preservado a través del cine doméstico en Hilos de sangre. Otros tres trabajos optaron por retratos de personajes cercanos: El rey, En continuo diálogo y Sterian. Y por último, El plan B hizo una propuesta divertida sobre un rodaje fracasado. Todos mostraron un indudable talento y riesgo creativo, que ha ido tomando forma a través de muchas horas de trabajo en estos tres últimos meses. Desde aquí vaya nuestra enhorabuena para los nueve grupos.

Y aquí un breve vídeo de 1′, elaborado por fcom, con imágenes de cada docu y unos flashes finales de la gala: